fbpx

Una entrevista de trabajo exitosa.

El sábado di una plática sobre: “Cómo realizar una entrevista efectiva de trabajo” dirigida a personas con poca experiencia laboral, cuando estaba desarrollando el tema me vino el recuerdo de las entrevistas laborales que he tenido en mi vida y mi conclusión fue que no importa si tienes experiencia o no, todas las entrevistas de trabajo tienen su grado de complejidad, se dice que: “hasta al mejor cazador se le puede ir la liebre” y es que cada entrevista es un nuevo reto que superar.
A continuación te voy a dar algunos tips para que vayas muy bien preparado de tal manera que tengas tú el control de la entrevista, si lo vemos fríamente el responsable de reclutamiento solamente sabe de ti lo que viene en tu curriculum.
Cuenta una Historia de ti: Si, así de sencillo, que pasaría si tu vida personal, profesional y académica se la platicas a quien te esta entrevistando como si fuera una historia en donde existe: un inicio, un clímax y un cierre, te será mucho más fácil llevar una secuencia estructurada sobre quien eres.
Conoce la empresa: Gracias a Internet podemos saber prácticamente todo de una compañía, su historia, sus productos, su misión, visión, valores, etc., como especialista de Recursos Humanos te puedo decir que eso habla muy bien del candidato.
Puntualidad: Es recomendable que llegues por lo menos 15 minutos antes de la cita.
Imagen: Hay que analizar a qué tipo de empresa vamos y cual es su imagen corporativa, para decidir que ropa llevaremos a nuestra entrevista, aunque mi recomendación es que para la primer entrevista trata de ser lo más formal posible.
Sé claro y concreto en las respuestas: Concéntrate y responde lo que te preguntan, evita muletillas en tus expresiones, deja claro cuál es tu objetivo profesional, demuestra el interés en el puesto y sobre todo, por muy cordial que sea el entrevistador recuerda que no es una reunión de amigos.
Confianza en uno mismo: Los nervios y la inseguridad se notan, la expresión no verbal dice mucho más que las palabras, nada de ponernos a la defensiva por sentirnos aludidos o juzgados, evitemos ser negativos, demasiado autocríticos o derrotistas, confía en ti.
Sin rencores: Aunque en tu anterior trabajo te haya ido muy mal, no hables mal de la compañía, de tu ex jefe o de tus ex compañeros, se positivo y que vean en ti una persona con calidad humana, aprovecha el tiempo para venderte como una persona que supera las dificultades y que se esfuerza para ser mejor profesional.
Aprende a decir que NO: Si por alguna razón la posición, el sueldo o las prestaciones que te están ofreciendo no cubren tus expectativas, es importante que lo comentes con el responsable de reclutamiento y con respeto agradece el tiempo dedicado a la entrevista.
Con estos pequeños tips podrás contar con herramientas que te ayudarán a sentirte más seguro durante tu entrevista de trabajo, recuerda que: “Si tienes confianza en ti mismo, inspirarás confianza en los demás” Goethe.

Te podría gustar