fbpx

Típicos errores en el Curriculum Vitae.

El Curriculum Vitae es nuestra carta de presentación cuando nos encontramos en la búsqueda de un nuevo empleo,  pero hay que tener cuidado al elaborarlo y recordar que tiene que ser un documento ágil que refleje de manera precisa las habilidades, la experiencia laboral y la formación académica de un candidato.

LA OFERTA Y LA DEMANDA LABORAL.

Las áreas de reclutamiento y selección reciben diariamente una cantidad considerable de curriculums y tienen varias opciones para cubrir sus vacantes autorizadas, por eso es recomendable que nuestro CV  sea a primera vista muy atractivo para los especialistas en reclutamiento.

MÁXIMO DOS CUARTILLAS.

El curriculum tiene que ser un resumen claro y preciso que demuestre quien es el candidato, en donde se comparten  datos comprobables sobre la formación académica,  experiencia laboral, habilidades y datos valiosos que enriquezcan un perfil profesional y que puedan ser de utilidad al momento de competir para una vacante, es recomendable que no sea mayor a dos cuartillas.

ESTRUCTURA DE UN CURRICULUM ESTÁNDAR.

Conformado por: introducción o encabezado, un breve resumen del candidato, experiencia laboral, formación académica y otras habilidades (idiomas, hobbies, voluntariado, premios, etc.).

INTRODUCCIÓN O ENCABEZADO.

Te recomendamos que utilices lo siguiente:  nombre, dirección, correo electrónico, edad, estado civil, teléfono de casa, número celular, linkedln y todos aquellos datos que sirvan para localizarte.

RESUMEN EJECUTIVO:

Muchos profesionales utilizan un pequeño resumen para explicar algunos datos que puedan enganchar desde un inicio al reclutador, por ejemplo: «Licenciado en Informática Administrativa, con 26 años de experiencia en empresas de productos de consumo, especialista en Recursos Humanos, ocupando puestos a nivel gerencia, experto en Nómina SAP, bilingüe», en un texto libre se resume el historial profesional del candidato.

EXPERIENCIA LABORAL:

Al principio el trabajo más reciente y los datos que te proponemos utilices son los siguientes: nombre de la empresa, puesto ocupado, fecha ( por ejemplo: de: Mayo 2015 a: Diciembre 2017), y poner un pequeño resumen de las principales actividades, que sean muy breves las evidencias o los datos numéricos a compartir y por último mencionar el título del puesto del jefe Inmediato, todos estos datos de cada una de las empresas en las que se haya laborado.

EDUCACIÓN Y FORMACIÓN ACADÉMICA:

La recomendación es que la educación básica como Pre-escolar, Primaria, Secundaria y Preparatoria se omitan salvo que sea la única formación académica con la que se cuente, preferible iniciar con algún nivel escolar que cuente con un respaldo como puede ser un certificado oficial o título, a partir de nivel técnico o universitario y continuar hasta el último nivel de estudio con reconocimiento oficial. Las áreas de reclutamiento tienen formas muy simples para verificar datos sobre estudios con reconocimiento oficial o cédulas profesionales.

DATOS ADICIONALES:

Es un espacio libre para compartir habilidades adicionales que le brinden valor a nuestra hoja de vida,  por ejemplo:  Idiomas, cursos con valor curricular, acciones de emprendimiento, premios, voluntariado, etc.;  tienen que ser datos realmente relevantes que sirvan para distinguirte del resto de los candidatos.

FOTOGRAFÍA:

En países que son extremadamente elitistas los especialistas de reclutamiento pudieran dejarse llevar por la imagen que se refleje a través de la fotografía y se pueda descartar al candidato por su apariencia,  pero si quieres ponerle una fotografía lo ideal es que se tome con un fondo color blanco o un color neutro y lo más formal posible pero que refleje al mismo tiempo tu personalidad, sin olvidar que la imagen será utilizada para complementar un curriculum que servirá cómo nuestra principal carta de presentación al momento de participar para una vacante.

 

Te podría gustar