fbpx

¿Soy un Workaholic? ¡Auxilio!

La competitividad y la búsqueda por sobresalir dentro de las organizaciones han provocado que un porcentaje importante de empleados se vuelvan adictos al trabajo, se piensa que en México existe más de un 25% del universo laboral que se encuentra en esta situación de vida.

AFECTA EN LA VIDA SOCIAL, FAMILIAR Y EN LA SALUD DEL EMPLEADO.

Al igual que cualquier tipo de adicción, ser workaholic tiene sus problemas a mediano plazo,  debido a que no solamente alteran su forma de trabajar,  también existen grandes consecuencias que repercuten en: su vida social, su salud, su vida familiar y sus relaciones afectivas.

MANTENER ESE ESTILO DE VIDA PUEDE AFECTAR A FUTURO.

Aquel que NO se procura un descanso y que utiliza su tiempo libre para continuar realizando actividades laborales puede considerarse un workaholic, si no encuentra un equilibrio entre su vida personal y su trabajo debe de reflexionar sobre el camino que está tomando y cuestionarse si mantener ese ritmo es lo mejor para su futuro.

LA MAYORÍA DE LOS PROFESIONALES BUSCAN UN EQUILIBRIO.

El problema consiste en que estas personas no se desconectan y buscan que el resto de las personas mantengan el mismo nivel de trabajo de más de 12 horas al día, lo que al final para muchos de sus colegas puede llegar a ser ofensivo debido a que la mayoría de los profesionales se están concientizando sobre la búsqueda de un balance de vida y sus beneficios que se ven reflejados en la disminución del nivel de estrés, mejoría en las relaciones intereperesonales y en aspectos generales de la salud.

OJO SI ESTAS TODO EL TIEMPO AL PENDIENTE DE LAS ACTIVIDADES LABORALES.

Existen muchas señales que pueden ayudar a darse cuenta si alguien se está volviendo un adicto al trabajo, entre las que podremos encontrar las siguientes:  una vida social nula, estar al pendiente del celular para ver si llegan notificaciones de trabajo, hablar solamente de cuestiones laborales, el entorno familiar perdió la importancia, no tienen tiempo para actividades de esparcimiento, se encuentran cansados constantemente por las altas jornadas laborales, su vida es una rutina, no disfrutan sus vacaciones ni los días de descanso por estar al pendiente de temas del trabajo, entre otras señales importantes.

SE HAN VUELTO UNA CARGA NEGATIVA PARA LAS EMPRESAS QUE BUSCAN EL BIENESTAR.

Obviamente para algunas empresas que no tienen una cultura de wellness este tipo de colaboradores son los ideales porque pueden dar mucho más de lo que se espera del empleado promedio,  ¿pero que sucede actualmente con la tendencia laboral de las grandes organizaciones?, ese tipo de empleados está volviéndose una carga negativa para las áreas de Recursos Humanos que invierte en programas de bienestar para equilibrar las condiciones mentales, físicas, espirituales, sociales y laborales de sus colaboradores.

LAS MISMAS ORGANIZACIONES MUCHAS VECES LO PROVOCAN.

La cultura de Wellness tardará algunos años en permear en las PyMES y en las microempresas,  así que seguiremos observando este tipo de comportamiento entre los empleados mexicanos,  muchas veces provocado y motivado por la misma organización.

8 HORAS PARA TI, 8 HORAS PARA DORMIR Y 8 HORAS PARA TRABAJAR.

Es momento de hacer un alto y reflexionar si nos hemos vuelto unos adictos al trabajo, aprendamos a disfrutar de la vida ocupando el tiempo en madurar nuestras relaciones personales,  recordemos que el día es perfecto ya que está conformado por 8 horas para el esparcimiento, 8 horas para el descanso y 8 horas para el trabajo,  equilibremos la vida y cuidemos nuestro bienestar físico y mental.

Te podría gustar