fbpx

Se fue como las chachas…

Había un Director de Recursos Humanos que decía: «se fue como las chachas”, cuando algún colaborador se iba el mismo día que presentaba su renuncia, pero ese mismo director que juzgaba ese comportamiento tenia la costumbre de correr a los empleados dándoles la noticia unos minutos antes de la hora de salida para que se fueran en ese mismo instante de la compañía, sin importar la antigüedad o la causa.

Cuando el empleado se va el mismo día que renuncia se ve mal, pero lo mismo sucede cuando es la empresa la que toma la decisión de correr al empleado avisándole en ese mismo momento de que tiene unos minutos para entregar el puesto y dejar las instalaciones, en esos casos también podríamos poner en tela de juicio si la acción fue la correcta, también existen casos extremos como el que se da en algunas compañías en donde al empleado le avisaban de su baja y en ese mismo instante lo acompañaba un policía a la salida con las pocas cosas personales que le permitían tomar, entonces, porque tachamos la actitud del empleado que se va y no vemos mal que una empresa literalmente “saque” a sus ex empleados como delincuentes, teniendo en cuenta que muchas veces estamos hablando de bajas injustificadas de acuerdo a la L.F.T.

Si la baja del colaborador no ha sido por una cuestión de deshonestidad qué necesidad hay de que se vaya el mismo día, probablemente los responsables de ejecutar este procedimiento piensan que así minimizan el riesgo de que el empleado borre o se lleve información importante o tal vez piensan que así pueden evitar que el ex empleado envié correos aclarando su baja al resto de la compañía, este tipo de estrategias terminan generando un descontento entre los colaboradores y por consecuencia un mal clima laboral.

Como responsables de Recursos Humanos evitemos juzgar al empleado que renuncia, mejor hay que reconocer que la empresa no cubrió con sus expectativas y que tuvo que salir al mercado laboral a buscar mejores opciones, se habla mucho de que al momento de renunciar lo correcto es avisar con tiempo para dejar las puertas abiertas, ojo, si el empleado está renunciando dudo que quiera regresar a trabajar ahí.

Recordemos que la imagen de una empresa también se mide por la forma en como da de baja a sus empleados.

Te podría gustar