fbpx

«Radio Pasillo» el chisme en todo su esplendor.

Dentro de la comunicación informal existe el llamado “radio pasillo” formado por chismes, rumores, calumnias, especulaciones,  datos ficticios y en muy pocas ocasiones información verídica de la organización. Se ha comprobado que resulta ser más efectiva que los medios formales, el problema es que de la información que se comparte nadie se hace responsable  y por lo regular tiene un toque malicioso que puede estar enfocado en afectar a un colaborador, un equipo de trabajo o a la misma organización.

NO TODA LA INFORMACIÓN TIENE QUE SER CONFIDENCIAL

La comunicación informal se provoca por los mismos líderes que tratan de manera confidencial datos que son de interés general o porque dan mensajes poco claros sobre decisiones que afectan a toda la organización.

El manejo de la información clasificada tiene sus riesgos y en ocasiones resulta atractivo compartirla.

LOS CHISMOGRAFOS DEL SIGLO XXI

Los chismes viajan a la velocidad de la luz, con el WhatsApp y los medios electrónicos actuales, cualquier evento o toma de decisión que se tome,  se puede informar en el mismo momento sin filtro y sin limitantes.

UN DESPIDO JUSTIFICADO.

Los empleados que provocan los chismes se recomienda darlos de baja, ya que no tienen la capacidad de manejar información confidencial y muchas veces se detecta que tienen algún tipo de resentimiento con la empresa, estos empleados se consideran nocivos para la organización.

EL MANEJO ADECUADO DE LA INFORMACIÓN GENERA CREDIBILIDAD.

El área de Recursos Humanos tiene que trabajar en reforzar sus mecanismos formales de comunicación, volviéndolos una fuente confiable que generen credibilidad entre los empleados, esto se logra cuando existen organizaciones maduras que aprendieron a compartir la información sin poner reservas,  al final de cuentas los empleados son más agradecidos cuando se les habla con la verdad sobre situaciones en las que se ven involucrados.

 

Te podría gustar