fbpx

No prometas lo que no puedes cumplir…

En la vida laboral es común que algún jefe te haya decepcionado porque te prometió algo que no cumplió, lo cual trajo como consecuencia una falta de credibilidad en el líder y en la organización.

En estos días conservar el talento no es una tarea fácil para ninguna empresa ya que la movilidad de los empleados se volvió una situación común, lo cual no justifica el tener que utilizar mentiras para evitar que un colaborador renuncie.

Hay ocasiones que para lograr retener a un buen colaborador los jefes prometen cosas que después no podrán cumplir como es el caso de:  una promoción, un incremento de sueldo, alguna especialización académica o el otorgarle beneficios adicionales y son capaces de bajar el cielo y las estrellas.

El prometer cosas que están fuera del alcance es una práctica inaceptable y las consecuencias son de gran impacto con posibilidades de que el líder pierda la confianza de el empleado y de todo el equipo.

Prometer algún beneficio adicional para retener a un empleado crea un ambiente de discriminación entre el resto de los colaboradores que pueden llegar a pensar que su trabajo no tiene el suficiente valor como para obtener ellos también este tipo de beneficios adicionales.

Todo tipo de promesas se tienen que consultar previamente con el área de recursos humanos para conocer la factibilidad que existe en poderse llevar a cabo sin romper la equidad y sin afectar al resto del equipo.

Aunque se dice que «ningún empleado es indispensable» todos sabemos que existen personas que son valiosas para las organizaciones, son «la joya de la corona» y vale la pena retenerlos,  si tu jefe te promete bajarte el cielo y las estrellas  te recomendamos que todo lo ponga por escrito y en presencia de alguien de Recursos Humanos.

 

Te podría gustar