fbpx

Me enamore de un colega del trabajo.

Hay estudios que demuestran que un gran porcentaje de la población pasa más tiempo en su lugar de trabajo que en su propia casa,  esto significa que la convivencia diaria con los colegas probablemente sea mayor a la que se tiene con amigos, familiares o parejas sentimentales,  por lo tanto no es extraño que entre compañeros de trabajo se llegue a entablar un compromiso más allá de lo laboral y algo que inicia como amistad pudiera terminar en una relación afectiva romántica dentro del trabajo.

PUEDE EXISTIR UN TEMA DE CONFLICTO DE INTERESES.

No es malo tener una relación sentimental, siempre y cuando no afecten a las políticas internas de la compañía,  es común que las empresas tengan reglas claras sobre el trato que se le tiene que dar a las parejas formadas entre colegas, principalmente por la cuestión de conflicto de intereses.

SI SE FORMALIZA LA RELACIÓN.

Si se formaliza una relación afectiva amorosa con algún colega,  nuestra recomendación es tener un acercamiento con el área de Recursos Humanos y conocer de primera mano si la relación no afecta a sus actividades y a su permanencia laboral según lo determinen las políticas internas relacionadas con este tema.

RADIO PASILLO Y LA COMUNICACIÓN INFORMAL.

Siempre es preferible que los involucrados por iniciativa propia informen al responsable de Recursos Humanos porque hay que recordar que radio pasillo y la comunicación informal navega de manera veloz en las organizaciones,  el avisar sobre la situación hablará muy bien sobre la honestidad, los principios y la ética laboral de la pareja.

NO TODAS LAS EMPRESAS LO PERMITEN.

.Hay políticas internas que son muy estrictas y que no permiten este tipo de relaciones afectivas entre los colaboradores y pueden llegar al extremo en que alguno de los dos tenga que salir de la compañía, para estos casos hay que analizar cuál de los involucrados tiene más futuro en la compañía en relación a su crecimiento, proyección y estabilidad, con el fin de que afecte lo menos posible al bienestar de la pareja y solicitar a Recursos Humanos un apoyo económico para el colaborador que sale, ya que la baja no se dio por desempeño ni por alguna falta administrativa grave.

JEFE-COLABORADOR

Cuando la relación se da entre un jefe y su colaborador directo tiene mucho más riesgo por la línea tan delgada que existe entre lo personal y el trabajo, si la situación no se maneja adecuadamente con apoyo del área de Recursos Humanos puede llegar a afectar al clima laboral del equipo.

PUEDE AFECTAR LA IMAGEN DE LOS INVOLUCRADOS.

Si las actividades laborales que desempeñan están relacionadas con procesos en donde existan de por medio proveedores, contratos, auditorias, manejo de recursos, etc., se puede prestar a malas interpretaciones y llegar a afectar la imagen de los dos colaboradores por una situación de conflicto de intereses.

UNO DE LOS DOS ES CASADO.

Cuando uno es casado, es un tema moral que va más allá de las políticas internas de la compañía y de la asesoría de Recursos Humanos, es probable que con la convivencia diaria se pueda generar una relación entre dos personas en donde alguno de ellos legalmente tenga una pareja formal, para no afectar la imagen de ninguna de las dos partes lo mejor es ser muy discretos y revisar el tema con Recursos Humanos.

ÉTICA PROFESIONAL.

Si dentro de las políticas internas no existe ningún problema en ese aspecto, hay que informar de cualquier manera a Recursos Humanos y  lo que regulará a la pareja será la ética con la que manejen la situación, aprendiendo a diferenciar la cuestión personal de la laboral, respetando el tiempo y el espacio entre ambos,  manejándose en un nivel profesional impecable para no afectar el trabajo de ninguno de los involucrados.

 

 

 

 

 

 

 

Te podría gustar