fbpx

Entre la espada y la pared…

Cuantas veces en nuestra vida laboral nos hemos visto en la necesidad de elegir entre varias opciones, de las cuales, ninguna es ventajosa.

SIEMPRE EXISTIRÁ LA OPCIÓN DE LANZARSE HACIA LA ESPADA.

Ayer escuchaba decir qué aunque una persona se encuentre entre la espada y la pared siempre existirá la opción de lanzarse hacia la espada, está respuesta me hizo reflexionar en el sentido de que nosotros mismos nos limitamos y nos damos por vencidos sin recordar que la mayoría de las situaciones laborales tienen más de una salida.

LOS MARINEROS TENÍAN QUE ELEGIR «ENTRE ESCILA Y CARIBDIS».

Dentro de la mitología griega existe la historia de dos monstruos marinos situados en orillas opuestas del estrecho de Mesina, entre Calabria y Sicilia (Italia), los marineros que navegaban por ahí tenían que decidir entre tratar de evitar a Caribdis pero tendrían que pasar muy cerca de Escila y viceversa.  «Entre Escila y Caribdis» significa cuando uno se encuentra entre dos peligros y alejarse de uno te haría estar en peligro por el otro, frase que posteriormente se volvería: «Entre la espada y la pared».

HAY QUE APRENDER A TOMAR RIESGOS.

Cuando nos enfrentamos a situaciones difíciles en las que debemos de tomar una decisión importante nos llegamos a agobiar por creer que no existen soluciones posibles,  por eso es necesario aprender a tomar riesgos,  hay algunas técnicas que te recomendamos a continuación por medio de  las cuales puedes llegar a tomar una decisión con menos probabilidades de equivocarte.

DIRECTRICES PARA LA TOMA DE DECISIONES.

En el mundo laboral existen los mejores aliados para evitar que nos equivoquemos en nuestras decisiones, están todo el tiempo a nuestro alcance y son:  las políticas, los procedimientos, las leyes, los contratos, los manuales, etc.,  en mi experiencia la mejor manera de evitar cometer un error al elegir es apegarnos a lo establecido en ellas.

DOS CABEZAS PIENSAN MÁS QUE UNA.

Dentro de nuestro entorno si logramos tener cerca a un alguien en el que podamos confiar ciegamente, dispuesto a escucharnos para ayudarnos a tomar una decisión adecuada siempre se agradecerá,  dice el dicho que «dos cabezas piensan más que una»,  suena fácil pero son muy pocos los que tienen la suerte de tener cerca a un confidente con el que puedan contar al 100% para compartir este tipo de situaciones.

LAS FORTALECEMOS CON EL TIEMPO.

El instinto y la experiencia han ayudado a muchos a salir de situaciones delicadas en el momento de tomar una decisión, a veces minimizamos estas dos cualidades que tenemos y que desarrollamos con el tiempo,  la primera es un don natural y la otra se adquiere a través de las vivencias,  ambas son herramientas muy útiles y te recomiendo que no les restes importancia,  sigue tu instinto y confía en tu experiencia.

ES UNA TÉCNICA MILENARIA.

Una técnica que puedes utilizar cuando te encuentres entre dos opciones aceptables para la solución de algún problema, es tirar una moneda al aire,  cuando lanzas la moneda tú mismo elijes la opción que quieres que caiga y esa será la decisión más acertada entre las dos.

 

Te podría gustar