fbpx

El consentido del jefe

Es una situación laboral que es más común de lo que nos imaginamos y se puede observar cuando dentro del equipo de trabajo uno o más colaboradores cuentan con un tipo de predilección y por alguna razón tienen un trato diferenciado,  esto trae como consecuencia que el resto del equipo se sienta discriminado por las preferencias a las que son objeto los consentidos del jefe.

PERJUDICA A TODO EL EQUIPO EL NO SABER EQUILIBRAR EL TRATO.

“No somos moneditas de oro” decimos comúnmente para justificar las diferencias que se pueden apreciar a primera vista,  pero pocas veces el área de Recursos Humanos puede medir como afecta emotivamente a los colaboradores y como perjudica al liderazgo de toda un área el no saber equilibrar el trato entre todos los integrantes del equipo de trabajo.

ES UNA CUESTIÓN DE ÉTICA PROFESIONAL.

La empatía juega un papel importante para que se pueda dar una situación de favoritismo, no se puede evitar que el jefe por alguna razón o motivo se sienta más identificado con una persona que con el resto de su equipo, pero ahí es en donde entra la ética profesional del líder.

OTORGAN UN «PODER» INNECESARIO.

Un error común que comenten los líderes es que sin pensarlo y sin provocarlo intencionalmente le otorgan “poder” a los empleados que son sus consentidos, un “poder” que no precisamente beneficia al ambiente laboral ya que muchas veces el empleado puede utilizar a su conveniencia su situación privilegiada para evadir responsabilidades.

EL EQUIPO LO ACEPTA SI ES UNA PERSONA COMPROMETIDA Y TRABAJADORA.

Cuando el consentido del jefe es aquel que ha demostrado con el tiempo ser el más comprometido con los resultados del área o que tiene la camiseta puesta al 100% para sacar los pendientes y los objetivos, en esos casos el resto del equipo acepta el trato diferenciado sin problema alguno,  pero cuando el colaborador predilecto del jefe es una persona que no tiene un compromiso real con el área y no contribuye a los resultados al igual que el resto del equipo de trabajo ahí es cuando se genera un ambiente laboral desfavorable.

ES IMPORTANTE SER IMPARCIAL Y MANTENER UN TRATO IGUALITARIO.

Un buen líder es imparcial y trata de evitar caer en favoritismos, es un reto para cualquiera que tenga personal a su cargo pero es importante ser imparcial y se logra a través de mantener un trato igualitario entre todos los integrantes del equipo.

PARA UN BUEN LÍDER TODOS SUS COLABORADORES SON VALIOSOS.

¿Cuál es la diferencia entre un jefe y un líder?, un verdadero líder es quien potencializa las capacidades de todo su equipo de trabajo y hace brillar a toda la gente que está a su cargo sin predilección.

Te podría gustar