fbpx

Desapareció por arte de magia (P.T.U.)

Como grandes magos deberían de estar clasificados muchos fiscalistas en México, ya que hacen verdaderos trucos de magia cada año para desaparecer las utilidades de las empresas, aprovechando los recobijos que brinda la Ley y la falta de moral de muchos ejecutivos y dueños que hacen lo imposible por no pagarle a los empleados lo que les corresponde por Ley.

Cada vez es más común escuchar el cuento de que fue un año excelente en ventas, pero el costo de operación y las inversiones al activo fijo se comieron las utilidades, esto lo hacen con tal de evadir la responsabilidad de compartir la riqueza entre los colaboradores, hay que recordarle a la alta dirección, que estos empleados a los que les están negando un derecho, sumaron sus esfuerzos para lograr cubrir los objetivos: financieros, administrativos, comerciales, productivos, etc., y a cambio después de un año de esfuerzos lo único que van a recibir es una justificación respaldada sobre la mínima utilidad obtenida por la compañía.

¿Qué sucede con nuestras autoridades? Parece que no se dan a la tarea de revisar bien esas estrategias maquiavelicas que diseñan los responsables fiscales para evitar mermar los dividendos de los accionistas, es un juego en donde el empleado no tiene ni voz ni voto, pero esto es algo que además de inmoral por parte de los dueños y directivos, es una falta de solidaridad hacia los empleados que son parte de los triunfos o fracasos de cualquier organización.
Esperemos que esta nueva administración federal y local ponga en orden esta desfachatez que tienen las compañías en no querer compartir las ganancias entre sus empleados.

Te podría gustar