fbpx

Cerrando objetivos del 2018.

Llega Noviembre y en el ambiente laboral se respira tensión por terminar los objetivos acordados para este año. Cuando los objetivos están bien establecidos le generan valor al equipo de trabajo y a la compañía,  pero que sucede cuando no se plantearon adecuadamente y se vuelven una misión imposible de cumplir, terminan siendo un fracaso para todos los integrantes del equipo.

¿Porqué sucede esto? Al momento de diseñar los objetivos muchas veces se incluyen metas ambiciosas que están fuera de la realidad y se ha detectado que cuando un objetivo no se cubre es porque se determino desde la alta gerencia sin haber tomado en cuenta la opinión del equipo.

SISTEMAS DE EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑO POCO FLEXIBLES

Si a un objetivo mal establecido le sumamos un sistema de evaluación de desempeño poco flexible que no se adecue a la problemática real de la operación, puede llegar a generar malestar y desmotivación entre los colaboradores.

AFECTA EN EL BONO ANUAL Y EN EL INCREMENTO DE SUELDO DEL SIGUIENTE AÑO.

Es importante que el área de Recursos Humanos apoye a aquellos equipos de trabajo que por razones ajenas no lograron los objetivos al 100% y que se vuelva un intermediario para ayudar a justificar los factores por los cuales no se llego a los resultados esperados, revisar los objetivos detalladamente para asegurarse que fueron pensados adecuadamente, con el fin de evitar que los equipos se vean afectados en su cierre de año,  ya que la falta de cumplimiento de los objetivos les puede repercutir para el pago del bono anual y en el incremento de sueldo,  no hay que tomar tan a la ligera este próximo periodo de evaluación de desempeño porque sin duda podría afectar a más de un colaborador en sus ingresos.

 

 

Te podría gustar