fbpx

Al toro por los cuernos…

Todos hemos tenido un conflicto laboral en alguna ocasión ya sea por un motivo justificado o por una mala interpretación, es algo natural, sobre todo en nuestro lugar de trabajo que convives con personas que tienen diferentes formas de ser y que por alguna razón son parte de tu entorno, pero te has puesto a pensar ¿Cómo acostumbras tú a solucionar los conflictos laborales?, porque hay que reconocer que existen varios tipos de conflictos : los familiares, de pareja, laborales, de amigos o con desconocidos, pues cada tipo de conflicto se puede arreglar de diferente manera pero lo importante es que tu mismo sepas si tienes la capacidad para salir de las discusiones de una manera rápida y con un resultado de ganar-ganar, porque el chiste no es solo terminar o evitar el conflicto, lo importante es poder salir airoso de está situación en donde no existan perdidas de ningún sentido.

Un conflicto laboral puede terminar con la baja justificada de las personas que participaron en la discusión y esto seria llegar al extremo, lo cual habla de un mal manejo de la situación por parte de los involucrados y también de terceros que tenían conocimiento del tema como puede ser un jefe o el área de Recursos Humanos que no supieron controlar el problema a tiempo y de la mejor forma.

Se dice que gran parte de estos conflictos no se pueden resolver por una simple razón: no nos gusta asumir nuestros errores, así que evadimos a la persona o simplemente no buscamos un diálogo con la contraparte evitando la aclaración del tema, aprendamos a resolver conflictos de una manera madura en donde se pongan las cartas sobre la mesa al momento de generarse la diferencia, si logras superar cualquier mal entendido laboral llegando a un acuerdo en donde ganen las dos partes, entonces, solo entonces, podríamos decir que no evades tus responsabilidades y que ya aprendiste a tomar al toro por los cuernos…

Te podría gustar